Cena 1º Aniversario

Logotipo

Queridos socios y amigos, muy buenas noches a todos y gracias por acompañarnos en la celebración de esta cena, en la que conmemoramos el primer aniversario de la fundación de la Asociación Taurino Cultural San Antolín.

Hace poquitos días cumplimos un año de existencia, un año lleno de actividades y en el que a nuestro parecer, se han cumplido los objetivos marcados por la asociación.

Como todos sabéis el objetivo principal de la Asociación era el de poder soltar un toro, coincidiendo con la feria de espectáculos taurinos tradicionales, objetivo que creemos más que cumplido, ya que no fue uno, si no dos, los toros que se soltaron el pasado 6 de junio.

Una fecha, la del 6 de junio de 2009, que quedará gravada para siempre en la historia de esta asociación, un día en el que por primera vez en la historia de nuestra Villa, un grupo de aficionados, o amigos, como lo quieran llamar, reunidos en una Asociación compraban 2 toros que serían soltados por las calles de la Villa para el disfrute de todos los aficionados, un día muy especial para todos, pero sobre todo para los miembros de esta junta directiva de la que tengo el honor de ser su presidente.

Hoy les voy a resumir a grandes rasgos lo que vivimos aquel día 6 de Junio, desde el punto de vista de la Junta Directiva, un grupo de chavales, jóvenes, con ganas de trabajar y a los que nada se les pone por delante.

Comenzó el día muy temprano, a eso de las 9 de la mañana, todo el mundo tenia que estar preparado, cada uno sabía perfectamente cual era su cometido, y todos sabían de la enorme responsabilidad que recaía sobre nosotros, ya que horas más tarde miles de miradas estarían pendientes de nosotros.

El día era frío, desapacible, con amenaza de lluvia (vamos el día soñado por todos), pero a nosotros eso nos daba igual, nosotros seguíamos trabajando para que todo saliera bien. La mañana se pasó rápidamente entre preparativos del stand e inauguraciones feriales.

Tras una merecida comida y un pequeño descanso, volvimos al trabajo, la hora se acercaba velozmente y aún quedaban muchas cosas que hacer.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Puntualmente a las 5 de la tarde llegaba el camión con los toros, los nervios empiezan a aflorar entre nosotros, llegaran bien?, llegaran mal?, habrán tenido problemas en el viaje?, esas son nuestras preguntas, a las que puntualmente nos responden los encargados del transporte. Tranquilos todo esta perfecto.

Son las 6 de la tarde, los toros van a ser traspasados del camión a los cajones, momento peligroso y delicado y que se complica ya que una de las divisas se rompe al intentar ponerla, es la divisa de Zapato, se ha roto, y el toro de la feria saldrá sin divisa, ya que después de varios intentos parece imposible el poder arreglarla.

 

A las 7:30 comienzan a salir los cajones a las calles de Medina, son miles de personas las que se agolpan en las talanqueras y en las calles, nosotros seguimos sin ser conscientes de lo que está sucediendo. A las 8 comenzamos el desfile, vamos con 20 minutos de retraso, el primer toro ya debería haber salido a las calles y nosotros estamos comenzando el desfile, pero no pasa nada, es una alegría ver a todos nuestros socios acompañando los cajones, ayudándonos a transportarlos y ver la alegría que hay en las calles de Medina.

Cuando llegamos al lugar de la suelta, aquello era increíble, había una autentica marea humana esperándonos, era prácticamente imposible andar un metros por la calle, nosotros no dábamos crédito a lo que veíamos, ahora solamente esperar a que todo salga bien, que no haya heridos, que los toros sean bravos y la gente disfrute.

A las 20:30 y con media hora de retraso sale el primer toro “Orientado”, perfectamente recibido por dos de nuestros socios, pero a los pocos segundos llego el primer susto. El toro no llevaba ni un minuto en la calle y ya teníamos al primer herido, mala suerte.

El toro se defendió, se aquerenció, y cuando salía de la zona de la arena, lo hacia con mucho peligro. Tras más de 10 minutos los mansos lo recogen y realiza una soberbia carrera por el arrabal, hasta su llegada a la plaza de toros.

Es la hora de soltar al segundo toro, a Zapato, al Toro de la Feria, todo preparado, se abre la puerta de cajón y allí sale, con una estampa preciosa, un ohhhhhhh se oye en la calle al ver la presencia del toro, un toro que sale con fuerza y que es recibido magistralmente por dos de nuestros socios. En definitiva, una salida espectacular.

El toro enfila la Avenida de Portugal con rapidez, y pronto da el primer susto, aunque sin mayores consecuencias, un poco más adelante, otro susto, y justo cuando apenas quedaban 100 metros para su llegada al coso del arrabal, el toro se da la vuelta, y comienzan los problemas. En su intento de reconducir la dirección, uno de nuestros pastores resulta cogido aparatosamente, la paliza que recibe por parte del toro es tremenda, en su cuerpo lleva 4 cornadas, aunque aparentemente sin mucha gravedad.

En ese momento el toro se hace dueño de las calles, y la gente comienza a ejercer un enorme respeto al bravo animal, minutos más tarde en otra de sus embestidas logra alcanzar a otro joven, esta vez la cogida es tremenda, brutal y de mucha gravedad. A partir de aquí sucede algo que hacia mucho tiempo no se veía en las calles, en el festejo no mandaba el hombre, si no el toro, un animal criado durante 5 años a cuerpo de rey, y que estaba demostrando para que había sido criado. Al final y después de mucho esfuerzo el toro entra en el coso del Arrabal ante la admiración de la gente que ha contemplado el festejo.

La gente está contenta, ha disfrutado, pero nosotros no, nosotros hemos pasado mucho miedo, la preocupación por los heridos es enorme, y las imágenes que han quedado retenidas en nuestras retinas espeluznantes. La enfermería de la plaza de toros parece un campo de batalla en un día de durísima guerra, y una vez que todo acaba, nosotros permanecemos en esa enfermería hasta las 11 de la noche, hora en la que sale el último de los heridos, que operado en la propia enfermería de la plaza de toros por un excepcional equipo de médicos es trasladado al hospital de la Villa.

Noche durísima para nosotros, la cena prevista, más que una cena, hay momentos que parece un funeral, todos estamos muy preocupados por la salud de los heridos.

A la mañana siguiente en Medina y comarca, no se habla de otra cosa y son cientos de personas las que se acercan hasta nuestro estand para darnos la enhorabuena, nosotros seguimos sin ser conscientes de lo conseguido, a nuestro móviles llegan cientos de mensajes desde todos los puntos de nuestra geografía en los que se nos da la enhorabuena por lo conseguido.

El fin de semana pasa y los heridos se recuperan rápidamente, y cuando ya por fin todos están en casa, es cuando nosotros despertamos de nuestro sueño, y comenzamos a disfrutar de lo conseguido. Hoy en nuestras casas cuando vemos los videos de ese día es cuando en realidad disfrutamos de ese día, aunque como dice el refrán, un poco a toro pasado.

Pero no solamente ha sucedido eso durante este año, también hemos tenido la oportunidad de conocer a nuevos amigos, nuevas asociaciones, nuevas gentes del toro, que nos han abierto sus puertas y nos han ayudado en nuestro día a día._9767621218

Hoy algunos de esos amigos están acompañándonos en esta cena y compartiendo con nosotros nuestras alegrías, por mencionar algunos, están la Asociación de Encierros de Medina del Campo, la Asociación Amigos de los Cortes, el Club Ecuestre Medinense, y una asociación que nunca falla y con la cual tenemos un trato especial, ellos son la Asociación La Empalizada de Montemayor de Pililla, la cual desde el primer día ha estado a nuestro lado, ayudándonos en todo lo necesario, ellos fueron los que nos abrieron la primera puerta, cuando tan solo contábamos con un mes de vida nos invitaron a una capea en la finca de los Hnos. Mayoral y allí fue donde conocimos a multitud de gentes de mundo del toro, recuerdo que en aquella capea estaba Ana Alvarado, miembros de Patronato del Toro de la Vega, miembros de otras asociaciones taurinas de la provincia, etc., desde aquí, nuestro reconocimiento y agradecimiento, en especial a Raúl, su Secretario, que a pesar de su apretada agenda taurina, no ha querido perderse este acto.

Y ya para finalizar esperar que la velada sea de su agrado, nuevamente muchas gracias a todos nuestros colaboradores y todos aquellos que nos han ayudado a conseguir nuestros objetivos, y como no a todos nuestros socios, porque siguen apoyándonos cada día y eso nos da fuerzas para seguir luchando por conseguir nuevos y mayores objetivos.

Solamente desear que el próximo año podamos nuevamente celebrar esta cena de Aniversario, eso significará que nuevamente en junio, nuestra asociación habrá sido protagonista por un día en la vida de nuestra villa, con la celebración del “2º Toro de la Feria”.

Ahora les dejo con nuestra amiga Ana Alvarado, la cual será la encargada de dirigir la entrega de distinciones y obsequios.

Muchas gracias.

No se admiten más comentarios